domingo, 6 de septiembre de 2009

Tübingen

Este Sábado fuí a Tübingen a buscar departamento y a conocer a mi nuevo jefe. El viaje en tren duró 4 hrs (como casi todos los viajes en Alemania) pero los trenes atraviesan la selava negra por lo que las vistas son espectaculares. Cuando por fín llegué el aire helado que me recibió en la estación confirmó que el verano era historia, esperé al jefe un ratito y luego me llevo a dar un paseo por la ciudad.
La primer cosa que uno ve llegando a Tübingen es el Rio Neckar que sirve para dividir la parte "clasica" de la ciudad, de la zona mas nueva que se construyó en los 60s:


Salida de Rio, uno par de kilometros mas adelante se estrecha bastante

En el rio se pueden ver unas lanchas parecidas a las góndolas de Venecia, las Stocherkähne (es el plural, el singular es Stocherkahn) que tienen una carrera el segundo mes de junio (Stocherkahnrennen, rennen es carrera). Los turistas las pueden rentar sin gondolero y cuentan que es muy divertido verlos dar vueltas sin sentido debido a su impericia.
Stocherkahn en el Neckar

El rio tiene en medio una Isla, la Neckarinsel a donde se puede llegar por un par de puentes y que tiene árboles tan viejos como la ciudad. La carrera de las Stocherkähne consiste en dar vueltas al rededor de esta isla.
 
Arboles de la Neckarinsel

Luego fuímos al famoso castillo de Tübingen Hohentübingenschloß (Castillo alto de Tübingen) que se encuentra en una de las montañas en las que se encuentra la ciudad. En el camino aproveché para tomar un par de fotos de las casas y el paisaje

Vista de Tübingen
 
Estilo de construcción clásico de Tübinen
Por fin llegamos al castillo, que pertenece a la universidad! (ahí si le ganan a la UNAM) que lo usa como sede de congresos (completamente subutilizado) y como una de las sedes del departamento de arqueología. Es un castillo de verdad, no como el de Chapultepec que es un palacio, con murallas gruesas, plazas para cañones, pasadizos inclinados de accesos y posiciones para emboscar y es el primer castillo así que conozco, afortunadamente en los alrededores hay otros 3 castillos así que ya progamaré una visita.
Entrada del Castillo
 
Torre del Castillo
Patio Interior del Castillo, las paredes no están formadas por bloques como parecen indicar las lineas blancas, esas son pintadas y es un estilo clásico de la zona Swabisch
En el castillo, junto a la puerta que se ve en la foto superior, hay varias placas conmemoranto hechos históricos que ocurrieron en este, por ejemplo la que pongo a continuacion y que conmemora el aislamiento del DNA a partir de glóbulos blancos por Friedrich Miescher e 1869!!!
 
Mueran de envidia!!!!!!  (entdeckte significa descubrir)
De ahí dimos una vuelta rápida por el centro histórico que es muy coqueto con sus calles estrechas y su arquitectura clásica, la ciudad no fué tocada por las bombas en la segunda guerra por lo que todas las construcciones son auténticas

Centro de Tübingen
Comimos en un lugar italiano bastante barato en términos europeos y donde probé un nuevo tipo de cerveza, se llamaba import. Luego fuímos a ver el cuarto y de ahí nos fuímos a la estación del tren, como el rio queda de camino aproveché pa tomar un par de fotos mas:
Mi próximo Biergarten (y de Ana)
Patitos en un arbol (si les cuesta trabajo verlos es precisamente porque esa es su intención)
En el camino de vuelta que también duro 4 hrs pasé por Rottweil, ciudad donde se criaron los Rottweilers, es un pueblo chato y sin chiste así que ni fotos tomé. Pero si le tomé foto a mi tren regional pa que los conozcan y al atardecer! jejeje
Tren regional alemán
 
Atardecer alemán desde el tren
Finalmente llegué a las 8 a Freiburg y me ahorré la cena de ese día porque todavía no tenía hambre.
Bonus: No se que comen los gasterópodos allá, pero son enórmes. Estos se los comen algunas personas según me dijo mi jefe. Cada vez que hablan de comer caracolitos de tierra me acuerdo de Fred (Phrap).
 
Caracol gigante alemán, se han comido varios niños

6 comentarios:

  1. Pues no se aburran tanto de las stockerkahnen para que nos lleven cuando vayamos... y tu pueblito se ve coqueto, ya nos postearás las fotos de los bares y cantinas....

    y postea fotos de los terminados del castillo! como de los escudos de armas, las cruces hasta arriba de las torres con las coronitas y otras cosas que dejen entrever un poco el simbolismo alemán... anda! como los terminados de la entrada de la foto del castillo que no se ven...

    !y cuidado con esos caracoles! acá son indefensos, pero los de allá llegan a ser plagas, en la edad media devastaban pueblitos enteros...

    ResponderEliminar
  2. Siempre pones fotos de cosas que se me antojan comer!!! Kebab, caracoles, jajaja! Se ve myu lindo el pueblo, cuando vayamos a visitarles hay que hacer barquito, sin lanchero para probar!

    ResponderEliminar
  3. me encanta me encanta me encanta!!! Ya quiero llegar!!!!

    ResponderEliminar
  4. Prometo no manejar ninguna para no agarrar práctica y de hecho una de las divesiones de los Biergartens es sentarse a ver a la gente dando vueltas.

    ResponderEliminar
  5. Que onda Edgardo, me da gusto ver que te diviertes por Europa. Ojalá igual estes estudiando.

    Un saludo desde Toluca

    Rodrigo Garcia

    ResponderEliminar